>> VOLVER AL INDICE – AUTOS ARGENTINOS

HISTORIA DEL Volkswagen Gol (y la historia de Volkswagen do Brasil)

versión 1984 del Volkswagen Gol

Por Alejandro Franco – contáctenos

El Volkswagen Gol es un auto amado por los argentinos. Es económico, cómodo y confiable, y los números de venta indican claramente que es un favorito del público desde hace décadas. Algo notable, teniendo en cuenta la gran variedad de marcas y modelos que han circulado en nuestro país y que le han hecho frente en el nicho que ocupa.

Pero el Volkswagen Gol es, también, el mejor exponente de un país con intenciones industrialistas serias. A final de cuentas es el hijo dilecto de Volkswagen Do Brasil su producto más popular y mejor vendido a nivel mundial -, y nació en los tableros de dibujo de diseñadores brasileros. En más de un sentido el Gol es un producto que refleja nuestra incapacidad como nación industrial – Volkswagen Do Brasil nació al mismo tiempo que el gobierno de Perón lanzaba las primeras iniciativas criollas en la fabricación de automóviles a través de la otrora IAME; y mientras que numerosas industrias se han afincado en Brasil y han desarrollado integramente vehículos desde cero (exitosos a nivel de Latinoamérica y el resto del mundo), aquí las fábricas sólo han cerrado, han atinado a armar vehículos procedentes de otros países, o han ido reduciendo la producción nacional de coches a consecuencia de la escalada de costos, la falta de políticas de estímulo, y la imposibilidad de realizar un desarrollo competitivo de sus productos -. Es bastante triste decir que nuestro país tuvo como máximos exponentes de la industria automotriz al Ford Falcon y el Torino desarrollados o adaptados en el país, y hace muchísimo tiempo – en comparación al Chevrolet Agile, el Volkswagen Gol, el Fiat Palio, el Fiat 147, el Chevrolet Chevette, el Volkswagen Brasilia, el Ford Corcel, el Ford Ka (última generación), el VW Fox … y una larga lista de modelos (descontinuados y/o aún en producción) que surgieron de la mente de creativos brasileros, individuos que partieron de cero y generaron modelos específicos para el mercado latinoamericano.

ofertas de software

Pero para hablar del crecimiento de Brasil como potencia industrial a nivel mundial, uno debe hablar de Volkswagen Do Brasil. Es cierto que otros fabricantes se establecieron con anterioridad – la Ford Do Brasil data de 1919 y la General Motors Do Brasil es de 1925 -, pero sin dudas es la Volkswagen la más representativa del grupo. Primero, porque fue la primera en darle vía libre a los creativos locales para que produzcan modelos propios; segundo, porque el éxito de éstos fue tal que impulsó al resto de las marcas a seguir el modelo de desarrollos locales de la VW; y tercero, porque el coche brasilero por antonomasia es el Volkswagen. Recordemos que ellos mantuvieron vivo el espíritu del Beetle hasta 1996, y lo tomaron como base para una enorme variedad de modelos que aún son sumamente populares.

Nacimiento de un gigante

La Volkswagen Do Brasil nació en 1953 de la mano de Chris Tronbjerg. La idea era tener una planta de ensamble del VW Escarabajo fuera de las fronteras de Alemania, y Brasil fue el primer destino elegido para ello. El emprendimiento era realmente modesto – apenas 12 empleados que montaron 2.800 Escarabajos entre 1953 y 1957 -. Pero, tal como ocurrió con Argentina en aquél momento, al gobierno brasilero le interesaba más fabricar que ensamblar, y por ello generó una serie de leyes de estímulo industrial que hicieron que la Volkswagen montara su fábrica en Sao Bernardo Do Campo. En 1959 salieron de la línea de producción las primeras unidades integramente brasileras del Escarabajo, del cual llegarían a producirse 3.1 millones de vehículos.

La perfomance de ventas de la Volkswagen brasilera resultó tan auspiciosa que la casa central alemana decidió alentar la posibilidad de desarrollos locales. Así es como nació el Volkswagen Brasilia en 1973, cuya producción se extendió hasta 1982. El desarrollo del VW Brasilia parte de una iniciativa del presidente de la subsidiaria brasilera de aquel entonces, Rudolf Leiding, quien quería una suerte de versión local del Escarabajo, pero con carrocería más grande y ajustada a los gustos nacionales. La VW Brasiliauna camioneta mediana de tres puertas – no era extremadamente innovadora – tomaba muchas ideas del VW Type 3 y usaba la mecánica (incluyendo el motor refrigerado por aire) del Escarabajo – pero era cómoda, económica y práctica. La administración de Leiding probó ser un éxito, ya que entre el Brasilia, el deportivo SP2 (de diseño enteramente local) y el resto de los modelos la Volkswagen Do Brasil duplicó sus ventas en un par de años. Semejantes resultados le valieron a Leiding ganarse el puesto de CEO de la VW alemana en 1973, aunque los años subsiguientes serían menos felices: Leiding vería la decadencia del Beetle, los primeros balances en rojos de la VW, y terminaría por germinar el sucesor del Escarabajoel VW Golf -, aunque sus frutos recién se verían un par de años después de su renuncia a la comandancia de la corporación en 1975.

Volkswagen Gol 1998

Volkswagen Gol 1998

Pero el Brasilia era un número puesto de ventas. Llegó al millón de unidades producidas en 1982, y el coche se exportaba a numerosos países del mundo. Era un sucesor válido para el Beetle, pero no dejaba de ser una versión maquillada del mismo, ya que compartía la misma mecánica y filosofía.

Era necesario fabricar un heredero, y uno con sangre brasilera en las venas. Así es como nació el Volkswagen Gol en 1980.

Un fenómeno brasilero

Parecía imposible que el Gol pudiera reemplazar o superar el éxito del Volkswagen Escarabajo… pero así fué. Tenía una carrocería moderna montada sobre la mecánica del Escarabajo… aunque tenía una cuota de cambios importantes. El motor estaba emplazado en el frente, y comenzó con el 1.3 litros refrigerado por aire que era standard en el Beetle; pero al año siguiente ya se lo conseguía con motores de 1.5 / 1.6 litros refrigerados por agua, los cuales contaban con la tecnología que VW había adquirido de su subsidiaria Audi. Se le agregaron versiones diesel, y hubo una 2.0 con inyección que llegaba a 185 km/h (que fué el primer auto con inyección electrónica producido en Brasil).

oferta software de sueldos
ofertas software de gestion produccion
ofertas de software
ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP

En 1987 el panorama del mercado automotor se complicó debido a la inflación, la suba de costos y algunas medidas proteccionistas que restringieron la importación. Es por ello que Volkswagen y Ford se aliaron formando AutoLatina, la que comenzó a producir nuevas plataformas en Argentina y Brasil. Mientras que el Gol se seguía fabricando, AutoLatina generó una serie de hibridos – coches con tecnologías de ambas marcas -, que iban desde el Ford Galaxy (un VW Santana remodelado), y el Volkswagen Pointer (basado en el Ford Escort), entre otros ejemplares presentados en el mercado argentino.

La unión de AutoLatina duró hasta 1995, año en que ambas marcas decidieron volver a fabricar cada una por su lado. Justo un año antes había aparecido el Gol Segunda Generación, el cual se fabrica hasta nuestros días con escasas modificaciones.

En el 2008 llega la tercera generación (aquí conocida como Trend). Aquí el nuevo Gol parte de una plataforma enteramente nueva, compartida con el Fox (otro diseño brasilero), y convive con la segunda generación con la idea de expandir la presencia en el mercado de los compactos.

El enorme éxito del Volkswagen Gol (más de 5 millones de unidades producidas desde 1987) han llenado de prosperidad a Volkswagen Do Brasil, quien se expandió rápidamente con la apertura de dos nuevas plantas de fabricación en 1996, pensadas para cumplir con la creciente demanda.

Un coche que disfrutan los argentinos, un éxito latinoamericano

Sin dudas el Volkswagen Gol ha sido un coche diseñado de manera inteligente. Desde 1987 ha sido elegido Auto del Año en Brasil y, en Argentina, desde 1988, título que mantiene hasta el día de hoy. Pero, cuando veamos un Gol en la calle, deberíamos pensar por qué los brasileros han podido construir un coche como éste y nosotros no; cómo un pais con tanto potencial como la Argentina ha sido incapaz de generar una industria automovilistica tan potente y expandida como la brasilera, aún cuando ambos países tuvieron puntos de partida similares en el mismo rubro y en la misma década. Será que, en cincuenta años, todos los gobernantes – elegidos y de facto – brasileros han pensado al país como potencia y le han asegurado un panorama de estabilidad legal y económico que aquí (con la misma caterva de presidentes democráticos y dictadores) jamás ha ocurrido… pensando en el corto plazismo, en su beneficio personal o careciendo de un proyecto de país a futuro. En todo caso el contraste entre Brasil y Argentina es entre el pais que pudo haber sido y el que es ahora, una suma de logros que contrastan contra nuestras frustraciones nacionales.

versión 2009 del Volkswagen Gol

versión 2009 del Volkswagen Gol

VOLKSWAGEN

Articulos publicados en el portal sobre esta marca: Historia del Volkswagen Gol (comentada en sección Autos Argentinos) – Historia del Volkswagen EscarabajoHistoria del Volkswagen KarmannHistoria del Volkswagen GolfHistoria del Volkswagen Type 2

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui