El delirante mundo de los microcoches – octava parte

Volver al Indice – Historia de Autos de Culto

Por Alejandro Franco – contáctenos


Antes que el concepto de City Car existiera, estaban los microcoches: artefactos en cuatro ruedas que parecían autos, eran completamente endelebles, consumían poco y nada, y te servían para llevarte al trabajo sin mayores pretenciones. Hubo microcoches geniales y engendros aberrantes, ideas futuristas y otras pasadas de rosca, pero la mayoría de estos coches de juguete no dejan de ser fascinantes muestras de una era en donde la gente – acuciada por la grave situación económica del momento – no dejaba de soñar en tener su propio auto… aunque sólo fueran patinetas con motor ligeramente carrozadas.

Rolux Baby

Ya antes hablamos de Rolux cuando mencionamos al Solyto en la parte IV de nuestra selección de microcars. Lo hacía New-Map, una empresa francesa dedicada a fabricar motocicletas. A pesar de su pequeño tamaño el Rolux Baby de la foto posee cierta elegancia de auto mayor, aún cuando solo tuviera espacio para dos personas. El Baby data de 1938 y aunque se produjo hasta 1945 (con 1.000 unidades fabricadas); disidencias entre los socios de New-Map llevaron a independizar la producción del coche, emergiendo con la marca Rolux en 1947, con un chasis mas largo, y motores entre 125 y 175 cc. 300 unidades adicionales se produjeron de este bonito coche, cuya trompa copiaba la del Matford Alsace de 1936. La producción sería cancelada en 1952, aunque la empresa seguiría desarrollando utilitarios de tres ruedas y motocicletas.

PTV

Si el Biscúter es un engendro estético, al menos el PTVel segundo coche mas vendido en España en los años 50 – estaba mucho mas logrado. Producido por Automóviles Utilitarios S.A., tomaba el nombre de los dueños de la empresa (Perramon, Tacho y Vila). Era un coche de producción mucho mas cuidada, con mejores puertas, pintura a dos tonos, cromados y ruedas de 12 pulgadas. Confortable, con un motor de 250 cm3. Hicieron 1.100 unidades entre 1956 y 1961, siendo aplastados – como la mayoría de los microcars españoles – por la aparición del SEAT 600 en ese mismo año. AUSA sobreviviría gracias a la construcción del Dumper, un autovolquete, lo que con el correr del tiempo lo convertiría en el líder mundial del mercado.

Hoffmann

Este plato volador con ruedas es el Hoffmann, un coche artesanal hecho por el alemán Michael Hoffmann en 1951, y el único ejemplar que existe. Citado por muchos como el peor coche jamás construido, el drama del Hoffmann eran los terribles gafes de diseño, que lo volvían incómodo, impráctico y casi inmanejable. Era un triciclo pero la dirección se basaba en la rueda trasera (no en las delanteras como cualquier coche), lo que le hacía altamente inestable a la hora de manejar a velocidades medias o altas. Las puertas suicida estaban mal diseñadas, eran chicas e incómodas con serios problemas para permitir el acceso al interior del vehículo. Las ventanillas se levantaban y calzaban como las de los viejos trenes; el tubo de carga de combustible pasaba por el techo del auto (!); la tercera rueda no estaba en el extremo del coche sino prácticamente en el medio, detrás del conductor y delante de los pasajeros (!!); el motor no estaba fijo sino que se movía acorde a la dirección tomada por el conductor; la parte trasera era tan ancha que volvía inútiles los espejos retrovisores; y un motor de dos tiempos de 200 cc (by Goliath), ruidoso y devorador compulsivo de aceite, cuya refrigeración por aire estaba tan mal diseñada que el coche recalentaba cuando estaba parado y con el motor funcionando. Todo eso sin contar que el coche es asimétrico, una bizarreada mas que se suma a la caterva de problemas de su diseño.

Sinclair C5

Sir Clive Sinclair: pope de la industria electrónica británica. El tipo fabricó la primera calculadora de bolsillo en 1972, un televisor de bolsillo en 1983 y, por supuesto, la linea de computadoras hogareñas ZX (¿se acuerdan de la Spectrum?), el éxito por el cual será recordado toda la vida. Pero muchos de los visionarios negocios de Clive Sinclair estaba limitados por un exceso de ambiciones, falta de funcionalidad y limitaciones de la tecnología de la época. El Sinclair C5 es una mezcla entre scooter y triciclo, con estética futurista by Lotus, y destinada a seducir a un público que no quería una moto pero no podía abordar el costo de un auto.El drama es que era caro, el motor eléctrico eran lento (24 km/h) y tenía un rango operativo de 32 km. De 15.000 unidades fabricadas sólo se vendieron 5.000, con la critica especializada despedazando el producto y llevando a la Sinclair a la quiebra. Sin embargo con el tiempo se volvería un coche de culto, las 10.000 unidades remanentes se comprarían a precios disparatados y con serias modificaciones (y la tecnología de hoy), la versiones tuneadas del C5 llegarían incluso a 240 km/h (!) de velocidad máxima, lo que indica que era un buen producto que salió antes de tiempo y sin la tecnología suficiente para respaldarlo y volverlo eficiente.

Corbin Sparrow

Un Corbin Sparrow versión 2017. Mike Corbin era un ingeniero que dedicó toda su vida a construir autos eléctricos y, a diferencia del resto (conformado por amateurs y emprendedores de garage), los suyos eran coches realmente veloces y eficientes. El tipo tiene el récord de correr un monoplaza eléctrico por los salares de Bonneville a 275 km/h, un hito imbatible hasta el día de hoy. En 1999 se dedicó a hacer autos eléctricos en serie siendo el Sparrowun triciclo monoplaza – el mas popular. El frente era mas sobrio, y daba 112 km/h con una autonomía de 64 km/h. Pero el Sparrow era caro y en el 2003 Corbin Motors entró en quiebra. Sin embargo el Sparrow sobrevivió a su dueño ya que la licencia fue adquirida en el 2004 por Myers Motors, quienes lo fabrican hasta el presente. Con una trompa mas aguerrida y mejores baterías (que le dan 97 km de autonomía), el Sparrow siguió vendiéndose en pequeñas cantidades con un precio base cercano a los u$s 30.000.-. El Sparrow sería tan popular que aparecería en el cine con participaciones en Austin Powers in Goldmember y Looper.

MICROCOCHES

El delirante mundo de los microcars (parte I) – El delirante mundo de los microcars (parte II) – El delirante mundo de los microcars (parte III) El delirante mundo de los microcoches (parte IV) – El delirante mundo de los microcoches (parte V) – El delirante mundo de los microcoches (parte VI)El delirante mundo de los microcoches (parte VII)El delirante mundo de los microcoches (parte VIII) –  Selección de microcoches españoles. Además disponemos de numerosas notas especializadas en el interior de nuestro portal, dedicadas a microcars famosos como el Isetta y el Messerschmitt KR175 entre otros, amén de las versiones criollas Fuldamobil BambiJoseso, Heinkel Kabine y Rycsa Mitzi.
El Sistema 3, el sistema para mantenerte en forma