El delirante mundo de los microcars – séptima parte

Volver al Indice – Historia de Autos de Culto

Por Alejandro Franco – contáctenos


Autos económicos surgidos en una época de carestía… que terminaron vendiéndose por puñados o millares; diseños bizarros surgidos de la mas salvaje imaginación, utilitarios construidos por desesperación. Los microcoches marcaron una época y acá recogemos algunos de sus modelos mas particulares.

Fiat 500 Topolino

Un FIAT 500 de 1936. Ah, sí, nadie lo conoce como FIAT 500 sino como el “Topolino” (ratoncito en italiano). Fue el primer ejemplo de coche masivo que convertiría en gigante a la FIAT: producido entre 1936 y 1955 – con serios cambios cosméticos, pero siempre con el mismo motor de 549 cc -, era barato, relativamente confiable y simpático, y se produjeron la friolera de 520.000 unidades. Había un modelo camioneta y una pickup, y sería reemplazado por nuestro viejo conocido, el FIAT 600.

Gutbrod Superior 600 "Luxus"

Un Gutbrod Superior 600 “Luxus” de 1951. Gutbrod era una marca alemana surgida en 1926 que se dedicaba a fabricar motocicletas y maquinaria agrícola. Entre 1933 y 1935 hicieron algunos autos con tibio éxito. A finales de los cuarenta el fundador Wilhelm Gutbrod falleció y la empresa quedó en manos de su hijo, el ingeniero Hans Scherenberg, que se fue de Mercedes para encargarse del negocio familiar. Fue Scherenberg quien retomó la producción de coches y el Superior 600 fue su caballito de batalla, con un precio menor al Beetle y siendo fabricado entre 1950 y 1954. Tenía un motor de motocicleta de dos tiempos adaptado de 593 cc, aunque después lo expandieron a 663 cc, el cual era tan económico como ruidoso. A mediados de los 50 las finanzas de la empresa colapsaron y la fábrica cerró, dejando 7.726 unidas producidas.

NSU / Fiat Weinsberg 500

Estas son las rarezas por las cuales nos encanta hacer el portal. Este es un NSU / Fiat Weinsberg 500. ¿Qué diablos es eso?. En la década del 20 la NSU no venía pasando un buen momento económico y sus planes para fabricar autos se fueron al tacho por falta de presupuesto. La macana es que recién habían terminado de construir una modernísima planta para dicho propósito en Heilbronn (sobre el río Neckar en Alemania) y, antes de mantenerla clausurada, decidió venderla sin siquiera estrenarla. La compra la Fiat en 1929 y, por alguna absurda razón, decide conservar el nombre NSU Automobil-AG. Al principio no supuso ningún drama – la NSU estaba dedicada exclusivamente a fabricar motos y era sabido que los autos NSU eran Fiat -, pero cuando los germanos quisieron irrumpir en el mercado automotriz después de la guerra, comenzaron los dramas y tras un juicio, la NSU Automobil-AG fue renombrada como Neckar en 1957. Al principio Fiat armaba Topolinos en la fábrica pero, en 1957, se despachó con este modelo original – que estuvo chapeado como NSU/Fiat durante un tiempo – cuya mecánica estaba basada en el Fiat 500. Se hicieron 6.228 unidades hasta 1963. Después del Weinsberg 500 la Fiat se dedicó simplemente a reproducir sus modelos propios en suelo alemán, pero el elevado costo de la mano de obra alemana – que torpedeaban los costos de manufacturación de coches baratos y populares – terminó por obligarle a cerrar la fábrica en 1971.

Taylor-Dunn Trident

Un Taylor-Dunn Trident de 1961. Es un cart eléctrico con chasis de fibra de vidrio creado para… alimentar gallinas. R.D. Taylor construyó el primero (de manera artesanal) en su granja, la voz se corrió entre sus pares, y pronto comenzó a recibir pedidos de otros granjeros. Taylor terminaría armando una fábrica de utilitarios que continúa hasta nuestros días, dedicada a la producción de vehículos industriales de todo tipo.

Opperman Unicar

Los ingleses adoran los triciclos. Viendo el éxito del Bond Minicar un fabricante de tractores de Elstree, Inglaterra, decidió hacer su propio minicoche y el resultado fue el Opperman Unicar. Lo gracioso de este engendro es que no tiene tapa ni en el capó ni en el baúl ya que la carrocería de fibra de vidrio es de una sola pieza a excepción de donde van las dos puertas. Estos inventos para ahorrar costos no eran nuevos – el norteamericano Henry J tenía una cola enorme y carecía de tapa de baúl, así que uno debía entrar al auto con todas las valijas y acomodarlas en el hueco correspondiente; así fue como no vendieron ni uno -, e incluso el motor había que arreglarlo dentro del auto, ya que iba situado en el medio. La intención del Unicar era la de ser muy barato pero lo que omitió la gente de Opperman fue ponerle detrás una rueda en vez de dos, con lo cual no calificaba como triciclo (ya que tenia cuatro ruedas!) y no lograba la ansiada exención de impuestos. Tenía un motor de 328 cc y no logró ser popular ni por su rebuscado diseño ni por la aparición del BMC Mini, que barrió del mercado a microcoches como éstos. Se hizo entre 1956 y 1959.

Berkeley SE328

Este hermoso deportivo de bolsillo – que parece una versión en miniatura de un Aston Martin de la época – es un Berkeley SE328Berkeley Coachworks era una firma inglesa dedicada a fabricar casas rodantes y, como las ventas de las mismas es estacional, precisaban un producto para ofrecer en sus épocas de sequía. Se acercan a Lawrie Bond – el rey de los microcars ingleses, autor del Bond Minicar – y le proponen hacer un mini deportivo en carrocería de plástico. Desde 1956 a 1960 se dedicaron a fabricar unos deliciosos modelos, baratos y divertidos de manejar, que llegaron a atraer la atención del mercado norteamericano. Entre todos ellos está el SE328, estilisticamente uno de los mas logrados, que tenía un motor de 328 cc. Se fabricaron 1.259 unidades y eran muy populares incluso entre corredores profesionales. La Berkeley se fundiría no por el auto sino por la fabricación de casa rodantes, la que entraría en crisis en 1960 y arrastraría a toda la firma a la quiebra.

MICROCOCHES

El delirante mundo de los microcars (parte I) – El delirante mundo de los microcars (parte II) – El delirante mundo de los microcars (parte III) El delirante mundo de los microcoches (parte IV) – El delirante mundo de los microcoches (parte V) – El delirante mundo de los microcoches (parte VI)El delirante mundo de los microcoches (parte VII) – Selección de microcoches españoles. Además disponemos de numerosas notas especializadas en el interior de nuestro portal, dedicadas a microcars famosos como el Isetta y el Messerschmitt KR175 entre otros, amén de las versiones criollas Fuldamobil BambiJoseso, Heinkel Kabine y Rycsa Mitzi.