Volver al Indice – Historia de Autos de Culto

El delirante mundo de los microcars – segunda parte

Por Alejandro Franco – contáctenos


Las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial vería el nacimiento de algunos de los autos mas bizarros de la historia. Armados de manera artesanal, potenciados con motores de motocicletas, cientos de soñadores – en todas partes de Europa – imaginaron construir un imperio automotriz y terminaron convirtiéndose en anécdotas con no mas de un puñado de unidades producidas. He aquí un paseo por los delirantes vehículos que recorrieron las rutas europeas de aquel entonces.

Zundapp Janus

el Isetta tuvo primos de todo tipo y color, pero uno de los mas delirantes fue el Zundapp Janus. Considerando otras atrocidades vistas aquí – como el SFM Smyk, con una única puerta que se volcaba para adelante y en donde los pasajeros debian saltar sobre las butacas para acceder al asiento trasero -, la idea del Janus de proveer dos puertas (frontal y trasera) para el acceso suena como un prodigio de racionalidad. El Janus derivaba de un proyecto gestado por el empresario aeronáutico Claude Dornier quien, en vista de la veda para fabricar aviones de guerra imperante en la Alemania de la post guerra, se vio obligado a probar la construcción de otro tipo de vehículos para poder mantener la fábrica a flote. A Dornier el proyecto Janus no le cerró, pero terminó por licenciárselo a Zundappquienes querían expandir su producción de motocicletas incursionando en el mercado de los microcars -, quienes lo fabricaron entre 1957 y 1958. Caro, subpotenciado y con un centro de gravedad altamente inestable – el motor estaba en el centro del auto, y la maniobrabilidad del mismo dependía de la cantidad y peso de los pasajeros ubicados en el asiento trasero -, el Zundapp Janus no dejó de ser una excentricidad y apenas llegó a las 6.902 unidades vendidas. Su última revancha sería la de convertirse en el villano de Cars 2, la cinta animada de Pixar del año 2011.

Peel P50

el Peel P50 es un producto tardío de la camada de microcars que invadió Europa en los años 50. No solo es el auto mas pequeño jamás producido en serie sino que además es un triciclo, lo cual suena tan exótico como inestable. Resulta curioso que los ingleses tienen una larga tradición de construir triciclos (sin ir mas lejos todos los modelos que han producido Reliant y Bond, eso sin considerar el moderno Morgan 3-Wheeler del 2012), mas que nada porque pagan menos impuestos y se pueden operar con una licencia de conducir para motos – su única exigencia es tener menos de cuatro ruedas y un peso menor a los 400 kg -. Se fabricó de 1962 a 1965, pero el cochecito se volvió objeto de culto y, desde el 2011, se fabrican réplicas incluso con motor eléctrico. Con espacio para una persona “y una bolsa de compras”, es un ejemplo extremo de city car. Su motor apenas tenía 49 cc, lo que le daba una velocidad final de 45 km/h.

Reliant Robin

y seguimos con los triciclos ingleses. La popularidad de los mismos reside en que sólo se exigía una licencia para conducir motocicletas para poder manejarlos; vistos de ese modo, pueden considerarse como motos carrozadas, con espacio para pasajeros y equipaje y a un precio mas accesible que un auto. Carrozado en fibra de vidrio y con un motor de 748 cc, el Reliant Robin se fabricó desde 1973 hasta el 2001, poco antes que Reliant cerrara sus puertas en el 2002. Aunque en su momento fue uno de los coches mas populares dentro del Reino Unido, uno no puede evitar acordarse de cómo Jeremy Clarkson le sacaba el cuero, haciéndolo volcar una y otra vez en su programa Top Gear. Lo cierto es que el Reliant Robin que usaba Clarkson estaba modificado para esos stunts (y que el coche real era muchísimo mas estable), lo que no quita que tendiera un manto de mala fama sobre uno de los autos mas queridos por los británicos.

Bond Bug

los triciclos ingleses dan muchísima tela para cortar. Como es el caso del Bond Bug, este triciclo de aspecto futurista manufacturado entre 1970 y 1974, y del cual se hicieron 2.270 unidades. Diseñado como vehículo de diversión – y mucho menos espartano que los Reliant -, el Bug tenía una perfomance mas que decente debido a su motor de 750 cc que le permitía alcanzar los 122 km/h. Se podía ingresar por sus puertas laterales de tela, o bien levantar la tapa de la cabina como si fuera un avión. El drama con el Bug es que era caro – 10 libras mas caro que un BMC Mini, el cual era mucho mas auto -, razón por la cual quedó relegado a gente adinerada. Una versión remodelada del Bond Bug serviría de base para el landspeeder que usaría Luke Skywalker en La Guerra de las Galaxias (1977), disimulando la existencia de sus ruedas con espejos girados a un ángulo de 45 grados.

SMZ S-3D

¿un auto soviético diseñado para discapacitados?. Así es: es el caso del SMZ S-3D. Con un motor de 346cc y un pesado chasis de acero de 500 kg, el S-3D llegaba boqueando a los 43 km/h. Se ofrecía dentro de un plan estatal de ayuda a lisiados, aunque algunos S-3D se vendieron en el mercado negro a personas sin discapacidad. Conocidos como las “sillas de rueda con motor”, se fabricaron entre 1970 y 1997. Con la modernización de Rusia en los años 90 los SMZ quedaron obsoletos y la gente discapacitada prefirió adquirir coches standard con controles modificados, mas veloces, amplios y cómodos, como el VAZ-1111 Oka.

Invacar

triciclo inglés + coche social = Invacar. Tal como el SMZ S-3D, el Invacar fue un coche diseñado para discapacitados. Ciertamente su diseño era muy inteligente – puertas deslizables con manija en el centro, lo que permitía a las personas lisiadas un rápido acceso al interior y plegar su silla de ruedas con total libertad de movimientos -. La idea provino de Bert Greeves, un ingeniero británico que diseñó una moto modificada para su primo, lisiado por las heridas de la guerra. Greeves decidió acudir al gobierno inglés en busca de apoyo y terminaría encargándose de la construcción de los Invacars, lo cual haría desde 1948 hasta 1977. Dotados de una carrocería de fibra de vidrio y un motor Villiers de 147 cc, los Invacars se fabricaron por decenas de miles y su extinción se produjo cuando el gobierno británico decidió cambiar el programa, trocando la provisión de los triciclos por una serie de descuentos y créditos blandos para que los discapacitados pudieran acceder a la compra de coches de fabricación standard dotados de las modificaciones especiales necesarias para utilizarlos. En el 2003 el gobierno ordenaría retirar todos los Invacars de las calles inglesas por considerarlos inseguros, y el grueso de ellos terminaría siendo desguasado y vendido como chatarra. Apenas unos pocos ejemplares sobreviven en museos y en manos de coleccionistas.

MICROCOCHES

El delirante mundo de los microcars (parte I) – El delirante mundo de los microcars (parte II) – El delirante mundo de los microcars (parte III) – Selección de microcoches españoles. Además disponemos de numerosas notas especializadas en el interior de nuestro portal, dedicadas a microcars famosos como el Isetta y el Messerschmitt KR175 entre otros, amén de las versiones criollas Fuldamobil BambiJoseso y Rycsa Mitzi.