>> VOLVER AL INDICE – AUTOS CLASICOS

HISTORIA DEL AMC GREMLIN

HISTORIA DEL AMC GREMLIN

Por Alejandro Franco – contáctenos

La década del 50 había terminado con una fuerte recesión, razón por la cual los fabricantes norteamericanos habían comenzado a flirtear con la idea de construir autos mas económicos y pequeños. Así surgieron modelos como el Ford Falcon y el Chevrolet Corvair, los cuales – con motores de 3 o 4 litros – eran considerados autos “chicos” en comparación con otros monstruos que pululaban en el mercado norteamericano.

Por supuesto los Falcons y los Corvairs se vendían bien, pero no eran los únicos en el mercado. De hecho una compañía independiente – la AMC – era la reina de los autos económicos desde hacía rato, ofreciendo Ramblers de relativo bajo consumo y costo accesible. Sin embargo empresas grandes y pequeñas tuvieron que comenzar a afilar sus lápices a principios de los 70, cuando se le presentaron dos frentes importantes de batalla: la crisis del petróleo – que disparó los precios del combustible – y el furioso auge de los coches compactos japoneses.

ofertas de software

Mientras el trio de gigantes de Detroit – GM, Ford y Chrysler – se devanaban los sesos por generar algún tipo de respuesta, la AMC decidió despacharse con dos proyectos, los cuales son considerados los primeros autos compactos norteamericanos: el AMC Pacer y el modelo que ahora nos ocupa.

Subvalorando a la competencia

Por supuesto, la base del problema siempre residió en la falta de reflejos y la subestimación de la competencia. Para los americanos un auto no puede calificarse de tal si no tiene 4.000 centímetros cúbicos de cilindrada (como mínimo) y al menos tres metros de largo. Fueran grandes o pequeños, los constructores norteamericanos jamás consideraron como seria la competencia que les planteaba Volkswagen. Desde los 50 la VWque había comenzado jadeante, con un par de cientos de unidades vendidas al año en todo Estados Unidos – no había parado de crecer. Y para fines de los 60, la firma alemana ya llegaba al medio millón de unidades vendidas anualmente sólo en USA. Nada mal para un cochecito con 30 años de antigüedad.

Pero los fabricantes consideraban al VW Escarabajo como un anacronismo, un fenómeno de la naturaleza único e irrepetible. Mientras que los gigantes de Detroit miraban de reojo los números de la VW, la AMCespecializada en autos económicos – temblaba. 500.000 unidades del Beetle contra las lánguidas 300.000 unidades de Rambler que la AMC había vendido en 1969 planteaban una seria amenaza para la compañía, amén de que la invasión de compactos japoneses asomaba en el horizonte y parecía correr la misma suerte que los Escarabajos que vendía Volkswagen. Había que hacer algo y pronto.

La AMC tenía pensado pasar a cuarteles de invierno al Rambler y reemplazarlo con el Hornet, que tenía un diseño más moderno y era algo más largo, pero no dejaba de ser el mismo auto con otra carrocería. Era necesario crear algo diferente, y utilizar ideas frescas para hacerle frente al Escarabajo y a los autos japoneses.

ofertas software de gestion produccion
ofertas en software ERP
oferta software de sueldos
ofertas software para estudios contables
ofertas de software

Generando soluciones rápidas sobre la marcha

Corría 1966 y Dick Teague, jefe de diseño de la AMC, había planteado la idea de hacer una versión corta del Hornet, la que iría muy bien como un subcompacto económico y fácil de armar. A los jefes de la AMC les gustó la idea, simplemente porque utilizaba la mayoría de los materiales del Hornet y se requería muy poco esfuerzo para construirlo. Y, como en esa época la Chrysler había tenido bastante éxito con una alegre versión del Plymouth llamada Road Runner (basada en el Correcaminos de los dibujos de la Warner Brothers), la gente de la AMC decidió darle un nombre divertido al nuevo modelo: Gremlin (duende).

En 1968 el prototipo del Gremlin apareció en el salón del automóvil de Nueva York, y la respuesta del público fue muy favorable. Pronto se hicieron planes para ponerlo rápidamente en producción.

En sí, el AMC Gremlin era un Hornet recortado. La parte trasera era una cosa trunca reconstruida como una tercera puerta, lo cual daba como resultado un auto desproporcionado: capó enorme, cabina grande y un abrupto final.

El Gremlin debutó en 1970. En sí no era un diseño feliz; más allá de la estética, tenía demasiado peso en la trompa, lo que producía problemas para manejarlo y para frenar. La cabina sólo tomaba las proporciones de la puerta delantera del Hornet, pero los asientos traseros entraban en el recorte diseñado específicamente para el compacto, lo que acortaba la distancia y lo hacía particularmente incómodo. Además su motor devoraba entre 9.5 y 12 litros cada 100 kilometros, lo que lo convertía en un compacto sólo de nombre.

ofertas de software

Pero la versión 1971 vino mucho más depurada. La AMC le puso un motor Chrysler, más potente y económico; le cambió los frenos y mejoró la dirección. Incluso en 1972 lo ofrecieron con un motor V8 como opcional – el mismo del Javelin – lo cual lo convertía en una bala sobre las carreteras. Lástima que el embargo de la OPEP de 1973 asomaba en el horizonte, el cual pondría fin a la era de los muscle cars en el mercado norteamericano.

En 1974 las ventas del Gremlin crecieron hasta 171.000 unidades. Pero lentamente comenzó la decadencia, la cual se aceleró cuando la AMC le puso un motor VW 2.0 en 1977, el que tenía bajo consumo pero le daba una perfomance terrorificamente lenta. Para colmo la Volkswagen había reemplazado al Escarabajo con el sofisticado VW Golf, un coche frente al cual el Gremlin lucía como un dinosaurio. En 1978 la AMC lo archivó, reemplazándolo con el Spirit. Con 674.792 unidades vendidas, el Gremlin hizo una marca respetable en la historia del automóvil norteamericano: nunca fue un serio competidor para nadie – mucho menos para el VW Escarabajo – pero al menos planteó algo diferente, construido dentro de las fronteras del imperio. Y, lo más importante, demostró que había un mercado que estaba dispuesto a consumirlo, clientes decididos a salirse de la regla y subirse a autos más divertidos y menos convencionales.

otra vista del AMC Gremlin

KAISER – FRASER / I.K.A. (INDUSTRIAS KAISER ARGENTINA)

Articulos publicados en el portal sobre esta marca: Historia del IKA BergantinHistoria del Kaiser CarabelaHistoria del Torino

AMC

Articulos publicados en el portal sobre esta marca: Historia del AMC GremlinHistoria del AMC Pacer Historia del AMC JavelinHistoria del Nash Metropolitan (y los orígenes de la AMC)Historia de RamblerHistoria del IKA Torino

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui