>> VOLVER AL INDICE – AUTOS ARGENTINOS

Historia del Renault 12

Historia del Renault 12

Por Alejandro Franco – contáctenos

Si hay algo que ha caracterizado a la mayor parte de la industria argentina del automóvil, ha sido la producción de un mismo modelo durante décadas – incluso bien pasada su fecha de vencimiento -. Ese ha sido un defecto de origen padecido durante muchísimo tiempo fundamentalmente por la necesidad de alcanzar cierto número mínimo de ventas – en el mercado interno, principalmente – para amortizar los costos de implementación de un nuevo auto. Por otra parte los saltos evolutivos no siempre tienen puntos de continuidad: muchas veces los modelos nuevos carecen de coincidencias con la mecánica del modelo anterior, lo que implica generar no sólo una nueva línea industrial de autopartes que abastezca al mercado sino también decidir sobre la continuidad de la elaboración de repuestos de la línea anterior. Es por ello que muchos coches mediocres han proliferado en el mercado argentino simplemente por la abundancia de repuestos, dejando las exclusividades a la gama alta que sí podía solventar autopartes importadas o costosas por su escasa difusión.

Entre esa avalancha de coches fabricados durante décadas en el territorio argentino – muchas veces, mal llamados “exitos” cuando en realidad no dejaban de ser modelos tremendamente baratos de fabricar y que no requerian esfuerzo alguno de actualización -, había un puñado de auténticos ganadores de pura sangre, y uno de ellos era el Renault 12. Feo y tosco pero cómodo y extremadamente versátil, el Renault 12 no fue un fenómeno puramente “argentino” (como el Ford Falcon o el Chevy, coches imposibles de exportar ya que nadie los quería por consumo y tecnología atrasada), sino que resultó popular en el mundo entero debido a las virtudes de su construcción y diseño. Y ésta es su historia.

ofertas software para estudios contables

Renault expande su presencia en el mercado de los medianos

Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, el mercado automotriz europeo de la postguerra parecía haberse dividido en microcars, motocicletas y algunos enormes (y selectos) coches de lujo. La principal afectada por la crisis era la clase media, para la cual tanto el acceso a un auto de proporciones decentes como el mantenimiento en combustible y patentes seguía siendo un lujo de costo prohibitivo. Es por ello que la mayoría de los fabricantes omitieron la producción de coches medianos o directamente los armaron apuntando a mercados extranjeros.

Renault 16

la competencia entre Renault y Citroen era tal que ambas marcas terminaban canibalizando ideas de su competidor inmediato; por ejemplo, el Ami 8 (saloon, no la versión Break que conocimos en Argentina) tomaba ideas del styling del Renault 16, aún cuando haya aparecido 4 años después

Las cosas mejoraron para los años 60, y los autos dejaron de ser tan endelebles o improvisados. Ya no eran, como decía Citroen respecto del 2CV, “paraguas con ruedas” – y frágiles complementos para un fragmentado sistema de transporte público pulverizado por la hecatombe de la guerra -, sino que se comenzaba a pensar en el confort y la credibilidad mecánica. La clase media se fortalecía, ganaba mejor, y quería mejores autos amén de mayores opciones de compra.

Uno de los fabricantes de autos que se acercaba a dicha encrucijada era Renault. Hasta ese entonces sólo ofrecia el Renault 4 y el Dauphine (cuya variante Gordini conocimos por estos lares), los cuales pecaban de excesivamente modestos. Renault quería un coche familiar, mas grande y cómodo, dotado de una ingeniería sencilla y confiable. Como solía pasar en aquel entonces, Renault solía tomar ideas de su competidor Citroenel R4 era su respuesta al 2CV -, y aquí ocurriría lo mismo con el Renault 16, el cual poseía una mecánica muy parecida al Traction Avanttracción delantera, motor colocado detrás de la transmisión, suspensión de barra de torsión -. Por otra parte el Renault 16 venía con motor de aluminio y refrigeración vía ventilador eléctrico, algo que era de avanzada para la época.

ofertas software para estudios contables
ofertas en software ERP
ofertas de software
ofertas software de gestion produccion
oferta software de sueldos

El Renault 16 debutó en 1965 y pronto acaparó las miradas de la critica especializada y el público. Era grande, espacioso, poseía asientos supermullidos, un andar excepcional – fruto de la suspensión y del bien ubicado centro de gravedad del auto – y tenía la innovadora particularidad de ser un cinco puertas, un hatchback en una época en donde dichos modelos constituían una auténtica rareza. Hasta ese entonces los hatchbacks habían aparecido en modelos experimentales y esporádicos lanzados por las grandes marcas – como el Citroen Traction Avant Commerciale, el Kaiser-Frazer Vagabond, el Austin A40 Farina, etc -, ninguno de los cuales había pasado del puñado de unidades. Quien llevaba la punta en el rubro era la propia Renault con el R4, lanzado en 1961, y el cual había resultado ser un instantáneo éxito de ventas.

Se viene el Renault 12

El Renault 16 pronto comenzó a venderse muy bien, pero no dejaba de ser un coche familiar, un hibrido entre auto y camioneta que no lograba tentar a consumidores mas formales que querian un coche económico (con forma de coche) para ir a trabajar.

La gente de Renault pronto se dedicó a reciclar bocetos del Renault 16, pero esta vez con una meta mas ambiciosa: hacer un coche económico para fabricar a escala global, que tuviera las comodidades del R16 pero que fuera simple, confiable y barato de producir. Descartado el motor de aluminio del R16 por su costo, la fabrica recicló el engine del Renault 8 / 10, el cual tenía 1.300 cc y una perfomance mas que aceptable. A su vez la posición del motor le permitió instalar la caja de cambios en el piso, en vez del volante como tenía la inmensa mayoría de los Renaults.

Ford Corcel

el Ford Corcel de 1973 no era mas que un Renault 12 re-estilizado, fruto de un proyecto desarrollado por la Willys Overland Do Brasil; el concepto pasó a manos de Ford cuando éstos absorbieron la Willys en 1967 y siguieron adelante con el mismo hasta su iteración final – el Ford Del Rey – en 1991

Concebido en 1965, el Renault 12 terminaría debutando en la expo Paris Motor Show de octubre de 1969. Inicialmente salieron dos sedanes de 4 puertas – el económico L y el mas lujoso TL -, pero después se seguirían sumando modelos y variantes (como el deportivo Renault 12 Gordini, provisto del motor de aluminio original del R16 y potenciado -, el cual fue fabricado en serie limitada entre 1971 y 1974).

ofertas software para estudios contables

La gran versatilidad del Renault 12 hizo que – entre el original, sus variantes y derivados – se mantuviera en producción hasta el 2004. Por ejemplo, en Francia lo fabricaron entre 1969 y 1980; en Argentina, entre 1970 y 1994; y además de producirse en otras partes del mundo, la rumana Dacia generó su propia linea de variantes – las cuales llegamos a conocer durante la avalancha importadora de la década del 90 – entre 1969 y el 2004, siendo el mas longevo productor de R12 en todo el mundo. Por otra parte en Brasil el R12 tuvo una evolución mas bien atípica: Willys Overland Do Brazil estaba interesada en tomar la base del Renault 12 para desarrollar un producto autóctono pero, antes de terminar el proyecto, fue comprada por Ford, quienes siguieron adelante con la idea y la vendieron bajo su propia insignia. De ese modo nació el Ford Corcel y, mas tarde, el Ford Del Rey, Fords en apariencia pero con auténtica mecánica Renault 12 bajo el capó.

Con mas de 2 millones y medio de unidades vendidas en todo el mundo, el Renault 12 ha sido un coche exitoso con todas las de la ley. Su mecánica simple, segura y confiable, su comodidad y su excelente economía lo convirtieron en un favorito de la clase media, prestaciones que hablan de su excelencia aún con el paso de los años y manteniéndose como uno de los preferidos en el mercado de los autos usados nacionales.

Dacia 1300 Turbo

¿es un pájaro?; ¿es un avión?; no: es un Dacia 1300 Turbo de 2004 tomando una curva a todo gas durante una competencia europea; los rumanos veneraron a este auto, mejorándolo y fabricándolo hasta el 2006, produciendo 1.959.000 unidades en el lapso de 37 años

RENAULT

Articulos publicados en el portal sobre esta marca: Historia del Renault 12 (en seccion Autos Argentinos) – Historia del Renault Gordini (en sección Autos Argentinos) – Historia del Renault Torino (en seccion Autos Argentinos) – Historia del Renault 4CV

software de gestion para inmobiliarias Datahouse Company - haga click aqui